Enna, una exposición que asombra y estremece [+ fotos]

Enna Rodríguez al centro. Foto: Ruben Artíles
Norelys Morales Aguilera.- Quienes conocen a Enna Rodríguez, la artesana, diseñadora, creadora de ambientes y tanto admirable, saben que sus cuadros los pare desde una fuerza telúrica que esconden la sencillez y la ternura.

Pero, quien se asoma a su obra, mezcla indefinida, mulata, entre lo artesanal y lo plástico, por vez primera, y más en la muestra “Todo Mezclado”, que hoy se exhibe en el Centro de Artes Visuales de Villa Clara, en Santa Clara, comprende que la tenacidad para concretar la técnica produce la extrañeza complacida y el estremecimiento del arte auténtico sin encubrimientos ni melindres, para encontrar esa mixtura de pintar con textuturas. Asombroso.

Ignoro si las fotos que acompañan a esta reseña puedan de verdad atrapar la conjunción de la técnica mixta con un sólido planteo argumental para la obra bidimensional. Quizás el cuadro Homenaje a la Danza, donde Enna logró apuntar la apuesta a lo mejor del arte danzario cubano, detenido en ese momento en que convergen las mismas ideas en varias artes, en este caso danza-música y plasticidad que llega a lo pictórico para desgranarse en un festejo visual, que se respira.

Sus retratos son también fruto de un sólido discurso intelectual: los hombre cumbres de los que ella siente y proyecta como integración latinoamericana y caribeña: Bolivar, Martí y el Che, cuya plasmación deja pensando. 

Enna, siempre ha querido dejarnos el asombro de la belleza para que lo respiremos, aunque ella lo haya sacado de esas insondables alquimias, que la vida depara a cada quien y solo los verdaderos artistas dejan plasmado hasta no sabe cuándo ese mismo espectador que de pronto imagina el infinito.

Los críticos dirán si se trata de pintura hecha con artesanía o algo más, un nuevo modo, o sencillamente el ingenio. 









Fotos Norelys Morales Aguilera.

Comentarios