Presidente Correa alerta sobre posibilidad de nuevo plan desestabilizador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó este sábado al pueblo ecuatoriano sobre un eventual nuevo golpe de Estado en el país suramericano, debido al enfrentamiento que sostiene en contra de sectores militares con recursos que pertenecen a la nación.

Correa hizo esta afirmación durante la transmisión del informe semanal Enlace Ciudadano. El mandatario reiteró la determinación de recuperar un terreno vendido ilegítimamente por el Club de Oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), por la suma de 12 millones de dólares.
Indicó que este espacio será utilizado por el Gobierno ecuatoriano para la construcción de nuevos espacios públicos de beneficio popular, por lo que solicitó revertir la operación de compra-venta.

“Si no se devuelve este terreno tengo la capacidad de deshacer el club (de la FAE) y por ley todo pasará al Gobierno. No permitiré que, sin hacer nada, un Club de Oficiales tenga 12 millones de dólares que podrían significar Escuelas del Milenio para ocho mil estudiantes”, manifestó.

El Club de Oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana es sostenido a través de rubros descontados de los salarios de los oficiales de forma obligatoria, una acción que el gobernante ordenó finalizar, pues “son ilegales los descuentos en contra de la voluntad de un oficial, eso es inconstitucional”, afirmó.

Sostuvo que este y otro tipo de abusos en algunos sectores de las Fuerzas Armadas no serán permitidos “así exista otro intento de desestabilización del Gobierno por algunos altos mandos que quieren mantener sus privilegios a toda costa”, una sospecha que se fundamenta en varias amenazas que el mandatario ha recibido.

Rafael Correa instó al pueblo ecuatoriano y a los grupos militares a no dejarse engañar por otra acción similar a la ocurrida en el intento de golpe de Estado del 30 de septiembre de 2010.
“Estamos arriesgando mucho aquí. Ustedes no saben las amenazas, los comentarios que hemos recibido; así que muy atento pueblo ecuatoriano para movilizarse en caso necesario para impedir otro 30 de septiembre y defender la democracia”, agregó.

Informó que existen otras tierras en manos de las Fuerzas Armadas que deberán pasar a manos de campesinos” como la Reserva Militar en la provincia El Oro (sur de Ecuador) que cuenta con 16 mil hectáreas de tierra. Mientras que otros terrenos serán utilizados “para ejecutar programas de viviendas para nuestros soldados”.

Correa afirmó que estas acciones podrían causar malestar en algunos sectores militares pero “estamos determinados a corregir estos excesos y muy atento, pueblo ecuatoriano, pues este presidente no se va a amilanar y cumplirá ese mandato popular a cualquier costo”, destacó.

TeleSUR 


Comentarios