Cuba logra ampliar el acceso a Internet público a pesar de estar intacto el bloqueo de EE.UU.

Con la instalación de 118 salas de navegación en todo el territorio nacional, Cuba amplía el servicio público de acceso a Internet, en correspondencia con la estrategia de facilitar el uso social de las nuevas tecnologías, informan hoy medios nacionales.

A partir del 4 de junio comenzarán a funcionar las salas, informó una resolución del Ministerio de Comunicaciones publicada el lunes en la Gaceta Oficial, las cuales están ubicadas principalmente en las cabeceras provinciales, y luego se irán incorporando nuevas áreas de navegación en diferentes instalaciones, señala el diario Juventud Rebelde.
Los cubanos podrán solicitar el servicio en cualquier unidad comercial de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa) que tenga asociada una sala de acceso a Internet.

La oferta, que se comercializa con la marca Nauta, incluye diversas modalidades de servicios como activación de correos internacionales y navegación por Internet, los cuales tienen precios variados, de acuerdo con una Resolución del Ministerio de Finanzas y Precios publicada en la misma Gaceta.

"A los servicios ofrecidos por el Portal Nauta, ya sea de navegación por Internet, correo electrónico internacional o navegación nacional, solo se podrán acceder desde las salas de navegación habilitadas por Etecsa", explicó Juventud Rebelde.

Agregó que estas 118 salas se suman a las 200 ya existentes en diferentes hoteles de todo el país, así como a los servicios de correo electrónico internacional y nacional brindado en instalaciones habilitadas por la empresa Correos de Cuba.

El diario señala que el aumento de la conectividad es posible a partir del funcionamiento de un cable de fibra óptica entre Cuba y Venezuela, el cual garantiza mayor calidad y estabilidad en las comunicaciones internacionales de la isla, obstaculizadas por el bloqueo económico, comercial, financiero y tecnológico de Estados Unidos.

Desde que Cuba se conectó a Internet en 1996, se ha priorizado el acceso a los sectores científicos, educacionales, sociales y empresariales, así como a miles de médicos, investigadores, periodistas, intelectuales y artistas, entre otros profesionales.

A las facilidades de conexión se suman otras promovidas por la Aduana General de la República, referidas a las posibilidades de importar equipos informáticos con fines no comerciales. PL


Comentarios