Berta Soler contactó discretamente en Madrid a ex funcionario norteamericano de La Habana

Octavio Fraga Guerra.- La líder del grupo de mercenarias que se hace llamar las Damas de Blanco continúa su prolongada gira sin aclarar aún de donde sale el generoso financiamiento que la ha llevado a visitar Estados Unidos, Panamá y varios países europeos. ¿A cuánto ascenderá ya el costo de ese periplo solo en pasajes, hospedajes y alimentación?

Por una fuente bien informada dentro de los contrarrevolucionarios cubanos radicados en Madrid y también en Miami, trascendió que Berta Soler participó a finales de marzo en un desayuno privado con el ex funcionario norteamericano en la oficina de la Sección de Intereses de EE.UU en La Habana, Brandon Allan Hudspeth.

En ese desayuno participaron además Blanca Nieves Castañón y Yolanda Huerga Cedeño, representantes de las Damas de Blanco en Europa y Estados Unidos respectivamente.

También participó nada menos que Silvia Iriondo, quién recibe anualmente de la CIA 60 mil dólares para sufragar sus acciones contra Cuba y sus frecuentes giras por el exterior como vocera de los grupos extremistas radicados en Miami. En 1994, cumpliendo indicaciones de esa agencia de espionaje, fundó la organización anticubana “Mothers Agains Repression” (MAR) vinculada estrechamente a organizaciones de la extrema derecha cubanoamericana opuesta a la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, incluida la reunificación familiar.

El Sr. Brandon A. Hudspeth estuvo designado como vicecónsul en la Sección de Intereses Norteamericana en La Habana (SINA) de 2009 a 2011. En ese tiempo sostuvo algunos discretos contactos con Berta Soler a quién en ocasiones entregó dinero y otros recursos procedentes de agencias norteamericanas que participan activamente en el trabajo subversivo contra Cuba.

Según nuestra fuente, lo novedoso de la reunión fue que ese ex funcionario norteamericano de la SINA se comprometió con Reyes Castañón en ayudarle arreglar las cuentas financieras, pues va a ser sometida a una auditoría por parte de la NED la que al parecer tiene sospechas de turbios manejos que hace la representante para Europa de este grupo contrarrevolucionario.

Pero no solo Reyes Castañón se muestra preocupada con el tema financiero. También lo está la propia Berta Soler, y no es para menos luego del escándalo de corrupción destapado al interior de las llamadas Damas de Blanco en un video de www.cubainformacion.tv en el que aparecen siete integrantes y ex integrantes de ese grupo denunciando no solo por el mal manejo de los fondos sino también cuestionando la falta de preparación y liderazgo de Berta Soler.

Pero eso no es todo, el escándalo de corrupción promete alcanzar mayores niveles, pues aún mantienen en absoluta reserva como van a distribuir el dinero que acompaña al Premio Sájarov , incluido el monto que correspondió a “Reporteros sin fronteras” como parte de este premio y que esta ONG le donó. Aquí parece imponerse aquello de que: “El que parte y reparte, se queda con la mejor parte”. Y algunos que no reciben nada, parecen estar muy disgustados.

Mientras tanto Berta Soler como para justifica en parte el enorme gasto que implica su gira no escatima esfuerzos para complacer a la ultraderecha cubanoamericana con sus diatribas contra el gobierno cubano, aunque con sus mensajes enlatados y reiterativos que reflejan su bajo nivel intelectual y cultural, además de sus limitaciones en expresión oral y en la elaboración y articulación de ideas.

Su apoyo al bloqueo norteamericano contra Cuba, su petición de que la Unión Europea mantenga la posición común, entren otras manifestaciones, han alarmado a la iglesia católica cubana que en su revista Espacio laical criticó en un artículo a algunas personas, -sin mencionar nombres-, que insisten en pedirle a importantes centros de poder en el mundo que desestabilicen al gobierno cubano, tomen medidas que pueden dañar fundamentalmente al pueblo de la isla.

Más adelante precisa: “Cuba tiene muchísimo que cambiar, pero los protagonistas de esos cambios no pueden ser los centros de poder de ciertos países fuertes e influyentes”. En otra parte la publicación señala: “todo indica que la generalidad de los cubanos no desea un cambio al estilo del ocurrido en muchísimos países de Europa del Este. La inmensa mayoría de los cubanos no pretende que el país se enrumbe hacia el destino de esa parte del mundo. Ni que nuestros cambios sean por medio de una metodología similar a la aplicada allí”.

blog del autor: www.cinereverso.org