Díaz-Canel y la continuidad imbatible de la Revolución Cubana. Parte 2 final

Norelys Morales Aguilera.─ Para Díaz-Canel, como ha dicho, contar con el apoyo del Partido Comunista de Cuba y la persona de Raúl Castro es algo importante para su trabajo, pero su personalidad y cualidades afloran, en particular saber trabajar en equipo y dar el ejemplo.

Métodos revolucionarios, construcción socialista

Lo trascendente del proceso constitucional hizo que el Presidente participara en las discusiones populares y argumentara sin descanso la necesidad de aprobar la nueva Carta Magna, que se haría efectiva el 10 de abril, con su proclamación y entrada en vigencia. Todo un triunfo para el pueblo cubano que ratificó el rumbo socialista.

En diciembre como había anunciado en reunión con periodistas, el mandatario abrió su cuenta en Twitter, desde donde ha estado marcando pauta para la comunidad cubana, que se amplia y fijando las posiciones de la Revolución.

El Presidente ha guiado el proceso de informatización de la sociedad, indicando al perfeccionamiento económico en condiciones de bloqueo recrudecido. Coincidiendo con el primer año de presidencia quedó concluida la primera etapa del propósito que pone a la sociedad y la economía en una nueva perspectiva de desarrollo.

“Es hora de actuar sin dogmas y con realismo, atendiendo las prioridades, facilitando el real fortalecimiento de la empresa estatal y su encadenamiento productivo con la inversión extranjera, las empresas mixtas y el sector no estatal de la economía.” Ahí se ha concentrado Díaz-Canel. Pero, tal empeño tiene que ser con métodos revolucionarios.

En entrevista para Telesur, el mandatario dijo que su Gobierno, es continuidad de los Gobiernos de Raúl y Fidel Castro, o sea, "un Gobierno del pueblo, para el pueblo, que es lo mismo que ser un Gobierno para la Revolución".

Ligazón al pueblo y dirección colectiva han permitido al Presidente delinear la actuación:

1. rendir cuenta de su gestión ante las instancias gubernamentales y ante el pueblo;
2. profundizar la vinculación, el debate y el diálogo permanente con el pueblo;
3. potenciar las plataformas comunicacionales internas y externas en el país;
4. y ser aún más responsables y disciplinados a la hora de enfrentar los problemas del país.

En un año el gobierno con sus ministros y otras autoridades han recorrido todas las provincias del país, revisando el trabajo, impulsando políticas y escuchando a la población. Muchas personas ven en el Presidente, con su estilo y personalidad, las enseñanzas de Fidel Castro en acción.

Establecido el camino, la prontitud no ha faltado. A menos de un mes de su investidura, correspondió al mandatario enfrentar complejas situaciones, como el desastre aéreo del 18 de mayo en La Habana -en el que perdieron la vida 112 personas- y las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, la cual provocó pérdidas humanas y severos daños en varias provincias, comentó Prensa Latina.

Pero, la contingencia de un tornado en La Habana, el 26 de enero, podría a prueba la experiencia adquirida, que fue plasmada en la comunicación de medios y redes sociales, aflorando el estilo de enfrentar las mayores dificultades con el pueblo, junto al pueblo, y dando respuestas administrativas sin burocracia, algo que dejó experiencias que hoy se afinan como en el tema de la construcción de viviendas a nivel nacional.

Acción internacional y diplomacia revolucionaria

Del 15 al 17 de julio, el Presidente participó en el XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo -que por tercera vez acogió la capital cubana- en el cual abogó por la unidad de las fuerzas progresistas y de izquierda, en un escenario marcado por la arremetida de la derecha con sus políticas neoliberales y las posturas hegemónicas de Estados Unidos, recordó Prensa Latina.

La solidaridad con Venezuela y Nicaragua ante el recrudecimiento de la hostilidad de Estados Unidos, ha sido constante en el discurso del mandatario, liderando el rechazo de la isla a la cruzada de Washington para derrocar a la Revolución Bolivariana y al presidente Nicolás Maduro.

Con el propósito de afianzar los lazos de amistad y cooperación con otras naciones, Díaz-Canel realizó en noviembre una gira por Rusia, República Popular Democrática de Corea, China, Vietnam y Laos, e hizo escalas técnicas en Francia y Reino Unido.

El periplo dejó acuerdos de cooperación y abrió el camino para futuros intercambios políticos y comerciales, como parte del propósito de diversificar las relaciones de la Isla.

De cara al objetivo de afianzar los vínculos con países de la región, Díaz-Canel viajó a Jamaica el año pasado para asistir a la 39 Reunión Regular de la Conferencia de jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) y a finales de marzo a Nicaragua, para asistir al VIII Encuentro de la Asociación de Estados del Caribe.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República, participó en el debate general del 73 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, el 26 de septiembre del 2018, allí dejó una sentencia para los momentos que se viven en Cuba y el mundo, con el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos a la Isla y la agresividad del gobierno de Donald Trump.

“¡Aquí está la Revolución Cubana, viva y pujante, fiel a sus principios!”

No hay comentarios.: